CUPRA E-RACER

El primer turismo de carreras 100% eléctrico del mundo.    

El objetivo de CUPRA es redefinir el futuro del racing: una nueva competición más limpia y eficiente, donde la tecnología y la conectividad juegan un rol clave. EL CUPRA e-Racer anticipa este futuro y pronostica una competición de coches puramente eléctricos para 2019.

680 CV. Hasta 500 kW en su punto álgido que pueden mantenerse durante 10 segundos. Los motores alcanzan las 12.000 revoluciones utilizando una única reducción de 1:5’6. Sí, el CUPRA e-Racer es un verdadero coche de competición.    

270 km/h, de 0 a 100 en poco más de 3 segundos, 4 motores, 6.072 pilas que se recargan en 40 minutos. Pero todo esto casi en silencio, de forma mucho más limpia y mucho más respetuosa con el medio ambiente. Sus características podrían llamarse ventajas, y todavía hay más. El motor eléctrico es más simple, necesita menos mantenimiento y es más eficiente. Se recupera potencia en las fases de frenado y desaceleración aprovechando la energía cinética.

Un nuevo concepto de coche de competición que abre las puertas a una nueva experiencia de conducción y a una nueva definición del racing. Los retrovisores se han sustituido por mini cámaras para que el coche gane aerodinámica. La pantalla integrada en el salpicadero permite al piloto ver lo que sucede a su alrededor. Además, una pantalla táctil central permite al piloto monitorizar y transferir en tiempo real todos los datos relevantes relativos al sistema eléctrico y al rendimiento del coche.

¿Cómo será la experiencia de carrera de los pilotos con todos estos elementos? ¿Podrá el seguidor experimentar también el racing de otra manera a través de estos cambios como, por ejemplo, la conectividad? El futuro se escribe hoy.