Caminos distintos.

Los mismos circuitos.

CUPRA acaba de convertirse en el nuevo patrocinador del equipo Ducati en el Campeonato del Mundo de MotoGP. ¿Por qué Ducati? Porque nos impulsan los mismos valores. Para entenderlo, debemos remontarnos en el tiempo. En 2002, Ducati tomó la decisión de participar en MotoGP. Solo tardó cuatro años en hacerse con el campeonato en contra de las grandes marcas japonesas que lo monopolizaban desde hacía tiempo. ¿Cómo lo consiguió? Reinventándose a sí mismo. Y esta es la clase de futuro que hemos imaginado para nosotros en el mundo de los coches de alto rendimiento. 

La Ducati, nacida para los circuitos, pero hecha para la carretera, es para aquellos que no tienen miedo de pasar de 0 a 100 en 3 segundos. Pero no solo eso. El piloto de una Ducati sabe que la moto viene con una actitud que no es para cualquiera. Como CUPRA.

Y más aún. Tanto Jorge Lorenzo, el tricampeón del mundo español como el subcampeón del 2017, el italiano Andrea Dovizioso, corren en el equipo Ducati. A través de este acuerdo de patrocinio, ambos pilotos se han convertido en embajadores de CUPRA. Lo que significa que no solo lucirán el logotipo de CUPRA en sus motos durante la competición, sino que representarán a la marca fuera de los circuitos.

Con esta clase de acuerdos de colaboración, CUPRA sigue impulsando su misión de reunir una comunidad de amantes de la competición.

Una nueva experiencia de conducción y una nueva competición ya están aquí. Hola mañana.

MÁS INFORMACIÓN
¿Quieres estar al tanto de las novedades? Síguenos en Instagram @cupra_official y en Twitter @Cupra_Racing para seguir avanzando juntos.