Moderna singularidad.

Nuevo CUPRA Ateca.

Rara vez la unión de distintos elementos acaban formando algo realmente nuevo, legendario. A menudo, estas creaciones superan los límites de lo que es posible. Desafían las percepciones y relatan una aventura humana extraordinaria. El nuevo CUPRA Ateca lo logra. La deportividad unida a la sofisticación; un símbolo de subestimada potencia y equilibrado control.

El nuevo CUPRA Ateca, directamente vinculado al legado de rendimiento de CUPRA, es una declaración de autenticidad y confianza. Se ha diseñado para ofrecer todo el espacio y el confort de un SUV, con la tranquila certeza de toda su potencia. Dinamismo combinado con serenidad; bravura unida a contención. Es más que un coche: es un estilo de vida.

Tal y como la presentó el vicepresidente ejecutivo de Ventas y Marketing de CUPRA, la marca aspira a “fomentar un sentido de la pertenencia, el orgullo, el coraje y la determinación. Los mismos rasgos únicos de personalidad que compartimos con nuestros clientes”. Y es el CUPRA Ateca el que hace que esas ideas se materialicen, que cobren vida y adquieran todo su sentido.

El CUPRA Ateca no es una mera mentalidad, sino una comunidad. Nos desmarcamos de los demás. Seguimos nuestras propias reglas. Encontramos las cosas que nos apasionan y las unimos. Para nadie más, solo para nosotros. Nos definimos por nuestra capacidad de romper con las definiciones. Por eso hacemos lo que hacemos, y por eso existe el CUPRA Ateca.

Sube a un coche que está tambaleando la industria. Redefine lo que es premium. Sigue pensando de manera diferente. Porque el nuevo CUPRA Ateca es para conductores, no para aquellos que piensan que el estatus lo es todo. Es un coche divertido, pero nunca pierde de vista su objetivo. Un coche sacado del circuito, diseñado para la calle. Pensado para mentes inquietas.